Ciencia Tecnología e Innovación

Informe Nacional de Competitividad 2014-2015

Ciencia Tecnología e Innovación

La inversión en Actividades de Ciencia, Tecnología e Innovación (ACTI) que realizan los diferentes actores del país presenta niveles muy bajos, inclusive si se tienen en cuenta los recursos de regalías destinados a CTeI. Entre 2010 y 2013 la inversión en ACTI pasó del 0,5% del PIB al 0,66% del PIB. Los recursos aprobados de las regalías en proyectos de ACTI son los principales responsables de este incremento, pues representaron el 0,12% y el 0,16% del PIB en 2012 y 2013, respectivamente. Si se excluyen las regalías, la inversión en ACTI del país se mantuvo alrededor del 0,5% del PIB entre 2010 y 2013.

Para que Colombia alcance el nivel promedio de inversión en ACTI de América Latina y el Caribe en 2032, el cual se estima en el 2,6% del PIB, esta inversión en el país debe crecer a una tasa promedio anual del 7,5% entre 2014 y 2032. No obstante, se estima que para el año 2018, la inversión en ACTI colombiana permanecería en el 0,66% del PIB si continúan las tendencias vistas entre 2010 y 2013 (Gráfico 1). Este estancamiento implica que para 2018, la inversión en ACTI del país solo representaría el 70% del nivel de inversión requerido (0,95% del PIB) para poder alcanzar el nivel promedio de la región en 2032.

Gráfico 1: Inversión en ACTI proyectada 2015-2015 por fuentes de financiación.

CTI 2018

Fuente: Consejo Privado de Competitividad con base en Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología

Colombia se ha caracterizado por contar con un número muy bajo de investigadores por cada millón de habitantes. En efecto, en 2011 el país tuvo 346 investigadores por cada millón de habitantes, lo que lo ubica en el noveno puesto entre los 13 países iberoamericanos para los cuales está disponible este indicador. De acuerdo con estimación del CPC, el país debe incorporar 12.000 investigadores en el próximo cuatrienio para comenzar a cerrar decididamente las brechas con relación a países de la región. No obstante, si las tendencias continúan, el país solo tendría alrededor de 5.000 investigadores adicionales entre 2015 y 2018.

En cuanto a la calidad gerencial de las firmas, Colombia es el país peor calificado en esta materia en la encuesta World Management Survey, llevada a cabo por el London School of Economics, el Banco Mundial y el Departamento Nacional de Planeación, detrás de Brasil, Chile, Argentina, México y otros países de referencia. Adicional al mal desempeño, es diciente que Colombia presente la mayor diferencia entre la autocalificación y el resultado de la encuesta, lo que implica que se deben realizar esfuerzos significativos para sensibilizar al sector privado sobre la existencia de estas brechas.

A juicio del CPC, existen oportunidades significativas para incrementar la eficacia de la inversión en CTeI. El país continúa sin definir una política de CTeI con objetivos de largo plazo en cuanto a su aporte a la sofisticación y diversificación de la economía y no cuenta con una institucionalidad robusta que haga seguimiento a avances y que tome las decisiones de política necesarias. La ausencia de objetivos claros y definidos de política pública en el mediano y el largo plazo ha dificultado seriamente la capacidad de esta para adoptar un enfoque sistémico y coordinado. Así, el país todavía no cuenta con una estructura efectiva que permita alinear a los diferentes agentes públicos y privados en iniciativas de calado que generen impactos positivos en la productividad y la sofisticación del aparato productivo nacional a través del aprovechamiento de ventajas competitivas locales.

La desarticulación también es una característica de la ejecución de la inversión pública, pues se ha identificado un número exagerado de instrumentos (convocatorias, líneas de crédito, entre otros) con presupuestos sumamente bajos, poca focalización de los instrumentos y necesidades de las firmas sin atender por parte de la oferta de instrumentos. Lo anterior se puede concluir a partir de un levantamiento de información de 134 instrumentos de promoción a la CTeI ejecutados entre 2010 y agosto de 2014, por un valor de $7,5 billones.

Por lo tanto, este capítulo enfoca sus recomendaciones en tres áreas claves: i) flujos de inversión en actividades de CTeI, ii) disponibilidad de capital humano calificado para llevar a cabo actividades de CTeI, y iii) institucionalidad del sistema de CTeI en el país.