Tecnologías de la Información y las Comunicaciones

Informe Nacional de Competitividad 2017-2018

Tecnologías de la Información y las Comunicaciones

Las tecnologías de la información y las comunicaciones se han convertido en herramientas determinantes para el desarrollo de los países, ya que, al
actuar transversalmente, pueden generar externalidades positivas sobre el conjunto de la sociedad. Así mismo, las TIC promueven el desarrollo económico al favorecer la eficiencia de los procesos productivos, la innovación y la inclusión de las personas.

Infraestructura y calidad

En los últimos años, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones emprendió diversas estrategias para masificar el uso del internet y el acceso a la tecnología en el país, con un enfoque destinado a desarrollar y mejorar la infraestructura y la cobertura de servicios en el sector. De manera simultánea al desarrollo de infraestructura en tecnología y comunicaciones, es esencial avanzar en la calidad de los servicios, por ejemplo, en la velocidad promedio de conexión a internet, indicador en el cual el país se ubica ligeramente por debajo del promedio latinoamericano, a pesar de haber registrado avances durante los últimos años.

Apropiación en individuos y Gobierno

Como estrategia complementaria a la expansión de infraestructura y oferta de servicios, es primordial fomentar la apropiación de las TIC en la sociedad. En Colombia, 6 de cada 10 individuos usaron internet en 2016, y aunque esta cifra representa un crecimiento de 59 % frente a 2010, la comparación internacional muestra que existe un rezago considerable con relación a países de referencia.

Pese a que el número de usuarios de internet ha crecido, su uso sigue concentrado en actividades recreativas y de información, por lo cual Colombia se enfrenta aún al reto de aprovechar el potencial de uso de actividades transaccionales o comerciales. El 75,4 % de las personas usa internet para acceder a redes sociales, mientras que solo el 9,7 % compra u ordena productos a través de la red.

Además, es importante notar que el uso menos frecuente es el relacionado con trámites con organismos gubernamentales, lo cual evidencia la necesidad de que el Gobierno fortalezca sus acciones para facilitar la interacción con los ciudadanos. De hecho, en lo referente a la apropiación de las TIC en el Gobierno, desde 2010 Colombia ha perdido posiciones de manera continua en el Índice de Gobierno Electrónico, hasta ocupar el lugar 57 en la medición más reciente. Esta cifra manifiesta la urgencia de continuar adoptando acciones para incorporar las TIC en el sector público.

Uso en empresas

De acuerdo con la Encuesta de Opinión Empresarial del WEF, el uso de TIC en transacciones entre empresas en Colombia presenta un rezago considerable frente a países de referencia y se sitúa lejos de los países líderes de América Latina. Además, la tendencia del indicador es preocupante porque, ha caído de manera consecutiva en los últimos cuatro años. Lo anterior pone en evidencia la necesidad de fomentar la adopción de infraestructura TIC en las empresas, y su uso para el desarrollo de los negocios.

Por su parte, en el índice de comercio electrónico de UNCTAD, Colombia ocupó en 2016 el lugar 72 entre 137 países. Este índice evalúa factores como el acceso a internet, la seguridad del acceso, el uso de tarjetas de crédito y la confiabilidad del sistema postal. En el caso de Colombia, el factor con peor desempeño es el relacionado con la proporción de personas que cuenta con tarjetas de crédito.

Impacto de las TIC

El subsector de telecomunicaciones mantuvo un desarrollo acelerado durante la década anterior y alcanzó tasas de crecimiento superiores a las del PIB total, como consecuencia de las políticas públicas de expansión de la infraestructura. Sin embargo, las tasas de crecimiento de este subsector han descendido notablemente, puesto que el país ya superó el tramo de mayor potencial de crecimiento en tenencia de dispositivos.

Además de su relación con el crecimiento económico, la expansión de las TIC ha tenido un impacto importante sobre la creación de empleo en el país. Katz (2015) calcula que entre 2005 y 2013 el despliegue de las TIC en Colombia generó, en promedio, 17.000 empleos cada año (21.300 en el año 2013). Dicho cálculo incluye los empleos directos e indirectos generados tanto por la industria de telecomunicaciones, como por los otros sectores digitales (Katz, 2015). Estas cifras muestran la importancia del sector para el desarrollo económico y, por lo tanto, ponen en evidencia la necesidad de adoptar políticas que eviten que se frene esta contribución.

Recomendaciones

Tecnologías de la información y las comunicaciones

Informe Nacional de Competitividad 2008-2009

Tecnologías de la información y las comunicaciones

Las TIC facilitan la reorganización de clusters, la segmentación de cadenas de producción, la expansión del sector servicios y la comerciabilidad de éstos. Así mismo, facilitan la transparencia tanto en el sector gubernamental como en el privado, y son clave para la inclusión social y para cerrar la brecha existente entre áreas urbanas y rurales, ya que proveen acceso universal a fuentes de información.

El sector de telecomunicaciones en Colombia ha sido muy dinámico: en los últimos cinco años presentó niveles de crecimiento cercanos al 8.2% promedio anual, y ha tenido un aumento significativo en la inversión pública y privada en infraestructura de telecomunicaciones que pasó de $1,7 billones en 2004 a $3,8 billones en 2006.

Para 2007, el PIB del sector de telecomunicaciones tuvo un crecimiento del 12,5%, y fue uno de los más dinámicos en la economía nacional. En términos de la participación del PIB sectorial de telecomunicaciones dentro del PIB total de la economía colombiana se debe resaltar que ésta ha pasado de niveles cercanos al 2% en los años 90 a magnitudes de 3,14% en 2007.

Asimismo, es notable la contribución del crecimiento sectorial de telecomunicaciones al crecimiento agregado del PIB. En 2007, el dinamismo del sector de telecomunicaciones aportó 0,56 puntos de los 8,18 puntos que creció la economía como un todo, lo cual equivale a afirmar que aproximadamente el 6% del crecimiento de la economía colombiana en 2007 fue originado por el sector de telecomunicaciones. Todos estos indicadores, ratifican la importancia del dinamismo de las TIC en los últimos años en el comportamiento agregado de la economía colombiana.

A pesar de los esfuerzos en políticas de TIC y los adelantos significativos en materia de infraestructura, Colombia tiene retos importantes para mejorar sus posiciones en los indicadores internacionales que miden la preparación para la sociedad de la información (ver Tabla 13). Desafortunadamente,
estos indicadores internacionales no reflejan del todo el dinamismo que ha tenido el uso y apropiación de las TIC en Colombia en los últimos años, pese a que el país ha tenido importantes adelantos en algunas de las variables que se utilizan para calcular dichos índices. Por ejemplo, Colombia muestra un satisfactorio desempeño en lo que se refiere al dinamismo de la penetración de telefonía móvil que pasó de un 11,2% de abonados en 2002 a 85,2% en junio de 2008. Esto se logró gracias al desarrollo de un marco normativo y regulatorio que estimuló la competencia y a las prácticas comerciales de los operadores privados proveedores de este servicio.

El Networked Readiness Index (NRI) del Foro Económico Mundial e INSEAD, aproxima el grado de preparación de una nación para aprovechar los beneficios de las TIC en todos los ámbitos de la sociedad. En la medición de 2007–2008, Colombia se encuentra ubicada en la posición 69 entre 127 países, con una calificación de 3,71 después de otros países de Latinoamérica, como Chile (34) y Brasil (59) y por encima de países como Argentina (63) y Venezuela (86). Con respecto al año anterior Colombia, desmejoró dos posiciones en este ranking.

En el Índice de Tecnología del Growth Competitiveness Index (GCI) del Foro Económico Mundial en 2006-2007, Colombia se ubicó por encima del
47% de los países, con lo cual mejoró con respecto al año inmediatamente anterior, cuando se ubicó por encima del 37% de los países. Por el contrario, en el Índice E-readiness publicado por The Economist, que evalúa la preparación para el uso de nuevas tecnologías, ha habido un claro retroceso: mientras que en 2002 Colombia superaba al 37% de los países, en 2008 sólo superaba al 17%. Esto a pesar de haber mejorado continuamente su puntaje, lo cual significa que, no obstante los esfuerzos en los aspectos relacionados con la preparación para el uso de nuevas tecnologías, los demás países avanzaron más rápido.

Dentro de los diferentes componentes que se utilizan para evaluar la posición de los países en el Índice E-readiness, Colombia aparece particularmente rezagada en conectividad e infraestructura tecnológica, y en adopción de tecnología para los consumidores y las empresas, en los cuales ocupa los puestos 60 y 64 (entre 70 países) respectivamente.

 

TIC

Informe Nacional de Competitividad 2015-2016

TIC

Durante los últimos cinco años el país ha perdido siete posiciones en el pilar de preparación tecnológica, ubicándose en el puesto 70 sobre 140 países en 2015 y quedando rezagado frente a otros países de la región. El INC 2015-2016 incluye un capítulo de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) que aborda los retos asociados a este pilar.

A pesar de los avances importantes en materia de oferta de infraestructura y servicios de TIC, Colombia aún presenta niveles muy bajos en términos de apropiación de las TIC por parte de los ciudadanos, el Gobierno y sectores transversales (e.g. sector educativo, sector salud, rama judicial, etc.). Aún existen retos importantes en términos de convertir el sector TIC en eje de apoyo transversal a los sectores productivos priorizados en el marco de la PDP. Por ejemplo, si bien ha habido algunos esfuerzos de articulación entre los clusters TIC del país y otros sectores, no existe una directriz clara del papel de las TIC como tecnología habilitante de otros sectores más allá del agro en el PND.

Gráfico 1: Absorción de tecnología a nivel de empresa e impacto en las TIC en nuevos bienes y servicios, Colombia vs países de referencia 2015. (1 – 7 donde 7 es mayor puntaje).

graf1TIC

Fuente: WEF – GITR (2015).

Entre las principales recomendaciones de este capítulo está la definición de una estrategia de fomento a la apropiación de las TIC en hogares. Si bien es conveniente mantener en el corto plazo esquemas como el de entrega de vivienda de interés social o prioritario con conexión a internet, se sugiere diseñar una estrategia más sostenible financieramente en el mediano y el largo plazo. En ese sentido, se debe trabajar con prestadores de servicio para desarrollar modelos de negocio más flexibles para la provisión de servicios de internet de banda ancha (e.g. incentivar los esquemas prepago y por demanda de banda ancha móvil).

Por otro lado, y con el objetivo de lograr una reducción en los costos de transacción asociados a la utilización de servicios de TIC, el Gobierno debe trabajar en la simplificación del sistema regulatorio. En línea con las recomendaciones de la OCDE, la Comisión de Regulación de Comunicaciones debe ser dotada de mayores facultades sancionatorias de manera que se facilite la implementación de su normativa y se promueva la competencia en el sector (OCDE, 2014). Además, sería conveniente unificar las labores de vigilancia, regulación y sanción en una sola entidad, pues en la actualidad intervienen en el sector diversas instituciones que dificultan el establecimiento de un marco regulatorio simple y eficiente que facilite la adopción de TIC por parte de las empresas.

Finalmente, es crucial el papel a jugar por parte de este sector en el marco de una PDP. Por un lado, será clave que el Ministerio de TIC busque apalancar su agenda de sofisticación del sector a través de las instancias e instrumentos que se estarían definiendo en el marco de esta política. Por otro, se hace necesario articular los esfuerzos de fortalecimiento de este sector con las necesidades en materia de TIC que tengan las demás apuestas productivas del país –tanto del nivel nacional como del local– bajo dicha política.

Recomendaciones

  • Agenda horizontal en TIC

  • Agenda horizontal en TIC

  • Agenda horizontal en TIC

  • Agenda horizontal en TIC

  • Agenda vertical

  • Agenda vertical

  • Agenda vertical

  • Agenda vertical