Educación

Informe Nacional de Competitividad 2014-2015

Educación

El desarrollo y el crecimiento de un país dependen en gran medida de su talento humano, el cual influye directamente sobre la productividad de las empresas y, por tanto, en la capacidad de estas para competir a nivel mundial.

En educación básica y media, aunque preocupan los descensos en cobertura neta en transición y primaria, alarman aún más las brechas en calidad. Aproximadamente 40% de los bachilleres matriculados en educación superior puntúa en nivel bajo en la prueba Saber 11, contra 18% que puntúa en nivel alto. De otro lado, los resultados de la prueba PISA 2012 tampoco fueron buenos y ubicaron el país en el puesto 62 entre 65 países. De continuar la tendencia del período 2006-2012, en PISA 2018 el 76% de los estudiantes colombianos de 15 años puntuaría por debajo del nivel mínimo en matemáticas. Para ser el tercer país latinoamericano en la proyección de PISA 2033, sería necesario disminuir este porcentaje a 65% en 2015 y a 62% en 2018.

Gráfico 1: Porcentaje de estudiantes por debajo del nivel 2 en PISA 2012 matemáticas: resultados, proyecciones y metas.

Gráfico 1 edu 2014

Fuente: OCDE. Cálculos Consejo Privado de Competitividad.

La calidad de la educación superior no se diferencia mucho de la de los niveles previos. Sólo 8,5% de los programas académicos del país y 11,5% de las instituciones de educación superior están acreditados con alta calidad. Esto explica que muy pocas de las universidades colombianas aparezcan en los rankings mundiales. En el último ranking de QS 2013/2014, por ejemplo, sólo tres universidades colombianas lograron ubicarse en el Top 500, la mejor de ellas en el puesto 274.

Tabla 1: Número de universidades en ranking QS 2013/2014 y puntaje promedio por país.

Tabla 1 educación 2014

Fuente: QS World University Rankings 2013/2014.