Índice de Competitividad de Ciudades

La crisis del COVID–19 ha sido particularmente desafiante. En Colombia, la pandemia agudizó tensiones y problemáticas socioeconómicas que desencadenaron en un estallido social con importantes costos humanos, en la salud pública y en las economías locales.

En 2006, en la visión propuesta para el año 2030, el país también se planteó una meta en términos de desigualdad: trabajar en el cierre de sus brechas regionales. Por lo anterior, desde el año 2013 con el Índice Departamental de Competitividad (IDC) y desde el 2018 con el Índice de Competitividad de Ciudades (ICC), el Consejo Privado de Competitividad (CPC) y la Universidad del Rosario le han entregado al país un diagnóstico completo, permanente y confiable de la situación competitiva de sus regiones, que además sirve como herramienta para la formulación de política pública y de control ciudadano.

A través de las ediciones anuales del Índice Departamental de Competitividad (IDC) y el ICC se ha hecho evidente que aún es largo el camino por recorrer para lograr la meta del cierre de brechas regionales. Adicional, esta edición del ICC resulta de particular interés pues, al contar con la mayoría de información disponible para 2020, revela el posible impacto que pudo tener la pandemia en muchas variables.

Debido al uso de la información del Censo Nacional de Población y Vivienda 2018 y en un ejercicio de mejora continúa, recogiendo las observaciones de los distintos usuarios de la información, se decidió la inclusión, modificación o eliminación de algunos indicadores y subpilares.

En esta edición los subpilares que tuvieron cambios fueron Sostenibilidad ambiental, Entorno para los negocios y el ahora llamado, Innovación. El subpilar de Entorno para los negocios fue el que sufrió cambios más grandes, esto debido a la desactualización del Doing Bussines Subnacional. Además, ahora este subpilar contiene el subpilar de dinámica empresarial, antes incluido en Innovación y dinámica empresarial.

Así, es evidente que los resultados presentados no son comparables con los de las ediciones anteriores. No obstante, para efectos de realizar comparaciones válidas, la publicación viene acompañada un recálculo de los años pasados con la nueva metodología.

En resumen, el ICC 2021 se conforma por cuatro factores de análisis (condiciones habilitantes, capital humanoeficiencia de los mercados ecosistema innovador), 13 pilares (instituciones, infraestructura y equipamiento, adopción TIC, sostenibilidad ambiental, salud, educación básica y media, educación superior y formación para el trabajo, entorno para los negocios, mercado laboral, sistema financiero, tamaño del mercado, sofisticación y diversificación e innovación ) y 104 indicadores. Estos datos corresponden en su totalidad a datos “duros”, provienen de fuentes oficiales, como instituciones gubernamentales y entidades multilaterales, no corresponden  a resultados de encuestas de percepción.

Resultados generales

En las primeras cinco posiciones del ICC 2021 se mantienen Bogotá, el Área Metropolitana de Medellín (Medellín AM), Tunja, el Área Metropolitana de Cali (Cali AM) y el Área Metropolitana de Bucaramanga (Bucaramanga AM).

Bogotá, D.C mantiene su liderazgo con una calificación de 7,79 sobre 10, aunque presenta una reducción marginal de 0,4 puntos respecto a 2020. Medellín AM mantiene el segundo lugar de la clasificación con un puntaje de 7,11, con un incremento de casi un punto en la calificación general. Tunja, en tercer lugar, presentó un notable avance en varios pilares, lo que le permitió mantener el tercer lugar con una calificación de 6,49. Finalmente, en el cuarto y quinto lugar se encuentran Cali AM y Bucaramanga AM, con puntuaciones de 6,49 y 6,41, respectivamente (Gráfico 1).

De otro lado, al evaluar los puntajes promedio de los pilares que conforman el ICC, esta publicación destaca que el desempeño competitivo disminuyó en siete pilares: instituciones, infraestructura y equipamiento, adopción TIC, salud, educación básica y media, mercado laboral y sistema financiero. Adicional, se destaca que frente al 2020, 15 de las 32 ciudades evaluadas disminuyeron su puntaje, un resultado sin precedentes.

Otro aspecto importante que resalta el ICC 2021 es el aumento de brechas territoriales. En esta oportunidad, la diferencia en puntaje, entre la ciudad con el mejor y el peor desempeño, aumentó en ocho de los trece pilares evaluados. Se destaca la ampliación en la brecha de pilares como sostenibilidad ambiental, adopción de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y sofisticación y diversificación.

 

Descargables

Compartir | Descargar
  • Índice de Competitividad de Ciudades 2021
  • Base de datos Índice de Competitividad de Ciudades 2021
  • Notas técnicas, fuentes y referencias 2021
  • Índice de Competitividad de Ciudades 2020
  • Base de datos Índice de Competitividad de Ciudades 2020
  • Notas técnicas, fuentes y referencias 2020
  • Presentación Índice de Competitividad de Ciudades 2020
  • Índice de Competitividad de Ciudades 2019
  • Base de datos Índice de Competitividad de Ciudades 2019
  • Notas técnicas, fuentes y referencias 2019
  • Presentación Índice de Competitividad de Ciudades 2019
  • Índice de Competitividad de Ciudades 2018
  • Base de datos Índice de Competitividad de Ciudades 2018
  • Notas técnicas, fuentes y referencias 2018