CPC Informa

La Necesidad de un “Chief Information Officer” para la Rama Judicial

Juan Fernando Torres Investigador Asociado
Julio 7, 2013

Para mejorar la eficiencia, productividad y calidad de la justicia en Colombia se necesita implementar las TIC de forma masiva.  Las TIC en la justicia 1) impulsa la eficiencia del aparato judicial al facilitar, agilizar y automatizar las actuaciones tanto de los funcionarios judiciales como de los usuarios de la justicia; 2) contribuye a la transparencia de la administración de la justicia en Colombia, por cuanto promueve la publicación y consulta de las decisiones judiciales y, en consecuencia, incrementa la auditoría general sobre el contenido de las mismas; y 3) contribuye a la seguridad jurídica del sistema judicial colombiano en la medida en que facilita la sistematización de las decisiones judiciales, permitiendo que los jueces las consulten para efectos de seguir precedentes jurisprudenciales, y que los ciudadanos accedan de manera fácil y rápida a las actuaciones, pruebas y documentos procesales.

Por este motivo, la implementación del Plan Estratégico Tecnológico (PET) aprobado por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura (CSJ) es fundamental. Sin embargo, la implementación del PET necesita de un puesto gerencial especializado en tecnología que esté en el mismo nivel de la Sala Administrativa del CSJ. Por este motivo, el CSJ debería crear un cargo del mismo nivel de los magistrados de la Sala que sea un especialista reconocido en tecnología. Básicamente, crear el cargo de Director de Tecnologías de la Información,  (Chief Information Officer (CIO) como se denomina en inglés) de la Rama Judicial. El CIO debe tener un puesto en la Sala Administrativa del CSJ.

Las funciones del CIO serían:

  • Desarrollar la visión estratégica de las tecnologías de la información de la organización.
  • Desarrollar los estándares y la arquitectura de la información de la Rama Judicial. Esta función es vital porque asegura la interoperabilidad de todos los sistemas tecnológicos.
  • Definir que aplicaciones se necesitan para  atender las necesidades de los usuarios de los servicios judiciales, los jueces, y el personal administrativo de la Rama.
  • Definir estrategias de inteligencia estadística, minería de datos y gestión del conocimiento.
  • Implementar el Plan Estratégico Tecnológico de la Justicia
  • Aplicar la tecnología existente y anticipar la tecnología por venir para contribuir con el mejoramiento real de la justicia.

De acuerdo con los informes de Doing Business del Banco Mundial, los países que más han avanzado en términos de competitividad y calidad de la justicia han sido aquellos que han logrado implementar la tecnología de una forma efectiva. La creación del puesto de CIO es fundamental para que la Rama Judicial pueda afrontar el reto de implementar las TICs en la justicia.