CPC Informa

Mejorando la digitalización

Rosario Córdoba Garcés Presidenta Consejo Privado de Competitividad
Mayo 14, 2020

El ingreso formal a la Ocde es la oportunidad para avanzar hacia las mejores prácticas, en beneficio de toda la población.

Con ocasión del ingreso formal de Colombia a la Ocde, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, organizó una reunión de trabajo con directivos y varios especialistas de esta organización, así como con los ministros del gobierno colombiano y directivos de entidades públicas. El foco de la reunión fue la repotenciación económica del país.

Si bien en la reunión se trataron varios temas, como por ejemplo, la integración de Colombia post-covid en la economía del mundo, los posibles impactos en el comercio y en la agricultura y el impacto de la pandemia en el mercado laboral y en las Pymes, hubo un especial énfasis en la digitalización como eje de múltiples actividades y, en particular, en la posibilidad de hacer trazabilidad a los contagios y a la pandemia del Covid-19.

La emergencia sanitaria ha forzado la transición al ámbito digital de actividades que antes eran presenciales. Las empresas han migrado rápido al trabajo remoto, los consumidores han recurrido al comercio electrónico, el sistema educativo ha hecho uso de plataformas digitales y el sistema de salud ha adaptado canales virtuales de atención.

Esto ha significado un incremento en el uso de las redes y ha mostrado la importancia de Internet como medio fundamental para mantener la actividad económica y actividades esenciales en condiciones de aislamiento generalizado de la población.

La Comisión de Regulación de Comunicaciones ha empezado a recolectar datos de tráfico de red, luego de que las telecomunicaciones fueran declaradas servicios públicos esenciales a través del decreto 464 de 2020 y se evidenciara la necesidad de monitorear su capacidad de respuesta.

Las cifras recolectadas hasta ahora muestran que en marzo se presentó un incremento en el tráfico de red de los operadores de 39% frente al uso de febrero y de 26% frente al uso registrado en enero de este año.

A pesar de este incremento sustancial, la Comisión aclara que la infraestructura de comunicaciones es adecuada para soportar el aumento de la demanda y señala que no existen riesgos para la red. Sin embargo, como quedó claro en la reunión con la OCDE, existen barreras que dificultan una transición más fácil y generalizada hacia el uso de herramientas digitales.

Colombia es entre los países miembros de la OCDE, el de menor número de suscripciones a conexiones fijas y móviles de banda ancha, y es también el de menor velocidad pese a que los precios tienden a ser superiores.

Según la entidad, para avanzar, Colombia tiene que mejorar la conectividad y aumentar la competencia. También debe revisar los aranceles, reducir la carga tributaria de los operadores de telecomunicaciones y mantener la independencia del regulador único para las telecomunicaciones y la radiodifusión.

A lo anterior se suma la necesidad de desarrollar habilidades laborales para la economía digital y aumentar la oferta de especialistas TIC. La información del mercado laboral debe ser más oportuna y se deben agilizar las regulaciones sobre plataformas de trabajo en línea para mejorar el intercambio de datos con las autoridades laborales. De otra parte, big data debe ser utilizada para mejorar la coincidencia de trabajos, simplificar el registro de empresas y reducir la evasión de impuestos.

El ingreso formal a la Ocde es la oportunidad para avanzar hacia las mejores prácticas, en beneficio de toda la población.