Infraestructura, transporte y logística

Informe Nacional de Competitividad 2008-2009

Infraestructura, transporte y logística

La infraestructura, el transporte y la logística son tres componentes claves para incentivar el crecimiento económico y la integración regional.

La inversión en infraestructura representó el 3% del PIB en el año 2006. La inversión en infraestructura de transporte aumentó un 16% en ese año, alcanzando el 0,9% del PIB, principalmente por mayores inversiones en carreteras. Tres cuartas partes de la inversión total en transporte fueron financiadas con recursos públicos y el resto con recursos privados. La mayoría de los recursos se destinaron a la construcción y mejoramiento de vías.

 

 

La red de carreteras del país está constituida por 164.000 kilómetros (Km) aproximadamente, lo que implica un promedio de 3,7 Km por mil habitantes (en el año 2000 eran 163.546 Km). La red de competencia de la Nación es de 16.771 Km, de los cuales el Instituto Nacional de Vías (INVIAS) tiene a su cargo 13.236 Km (9.240 Km pavimentados y 3.816 Km en afirmado), y el Instituto Nacional de Concesiones (INCO) tiene a su cargo 3.535 Km. Así, el total de kilómetros pavimentados es de 12.775 (en el año 2000 eran 7.166 Km), de los cuales 427 Km son dobles calzadas.

 

 

A pesar del avance en carreteras pavimentadas, tanto en 2004 como en 2008, la red vial arterial de Colombia se mantiene muy por debajo del promedio de otros países de la región, incluso de aquellos con un nivel de desarrollo mucho menor como es el caso de Bolivia.

El Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial ubicó a Colombia en 2008 en el puesto 82 entre 150 países (véase Gráfico 18) y en la región solamente supera a Bolivia. Las mayores debilidades se encuentran en los componentes de aduanas e infraestructura, en donde el país ocupó los lugares 116 y 85 respectivamente.

 

 

En un estudio para una muestra de empresas, el Banco Mundial (2006) calculó que los costos logísticos colombianos eran de 18,6% de las ventas, mientras en Estados Unidos eran de 8,1% (véase Gráfico 19). Esta diferencia se explica por: i) economías de escala debido al tamaño de las empresas norteamericanas con respecto a las colombianas, que les permite negociar fletes, espacios, tecnología y equipos a menor costo; ii) el valor agregado del producto es mucho mayor en Estados Unidos, lo que disminuye el cociente de costos sobre ventas; iii) el mayor costo de capital en Colombia incide en los costos de manejo de inventarios, y finalmente iv) costos nominales de almacenamiento.