Desempeño logístico: infraestructura, transporte y logística

Informe Nacional de Competitividad 2017-2018

Desempeño logístico: infraestructura, transporte y logística

Aunque la implementación del Programa 4G permitirá ahorros significativos en los tiempos de viaje –en promedio de 30 %–, los trámites de comercio exterior y los tiempos muertos en los puertos incrementan los costos de exportación e importación.

El desempeño logístico es un componente fundamental para la competitividad del país, y comprende un conjunto de variables que permiten optimizar los tiempos y costos de movilizar productos desde la fase de suministro hasta el consumidor final. Durante los últimos nueve años este se ha deteriorado en el país. De acuerdo con el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial, mientras que Colombia obtuvo la mejor calificación en 2012 (2,9 sobre 5), esta bajó para 2014 y 2016 (2,6 para ambos años). En términos de posición, el país pasó del puesto 82 entre 150 en 2007, al 94 entre 160 en 2016. Frente a países de referencia, Colombia ocupó el último lugar en 2016, y está también muy por debajo del promedio de América Latina y de los países de la OCDE.

Además del atraso en infraestructura, el bajo desempeño logístico de Colombia se explica por deficiencias en las aduanas, dificultad para contratar envíos a precios competitivos, falta de seguimiento y localización de las mercancías y escasa calidad de los servicios logísticos.

La Encuesta Nacional de Logística del DNP también evidencia el bajo desempeño logístico del país.

En particular con respecto a la calidad de la infraestructura, el país registra una leve mejoría de acuerdo con el último reporte del WEF. Sin embargo, a pesar del incremento en la inversión en infraestructura, el comportamiento de este indicador sigue siendo bajo, lo cual se explica en parte por la ausencia de transporte multimodal. En Colombia se le ha dado prioridad al desarrollo del modo carretero, lo cual es acertado, pero no suficiente. Mientras que la inversión en carreteras ha llegado a niveles superiores al 1 % del PIB, la inversión en el desarrollo de los otros modos de transporte, como el férreo y el fluvial, ha sido mínima.

 La falta de competitividad del sector transporte es otro de los principales factores que explica el bajo desempeño logístico del país. En 2015 se requerían más de siete trabajadores colombianos para producir lo de un trabajador en el mismo sector en Estados Unidos. Esta baja productividad es en parte consecuencia de la alta informalidad del transporte de carga por carretera: de las 2.400 empresas registradas, alrededor de 2.000 son informales y solo el 25 % de los conductores se encuentra formalizado. La alta improductividad e informalidad, hace que la capacidad para amortizar la inversión de un vehículo de carga se extienda en el tiempo. Dicha situación ha incrementado la edad promedio del parque automotor, la cual es la más elevada de América Latina después de Nicaragua, y está lejos de la edad promedio de los países europeos.

 La falta de eficiencia en las aduanas y en los puertos también explican el bajo desempeño logístico. Dicha situación incrementa los costos de exportación e importación. Sin embargo, muchas de estas ineficiencias son responsabilidad de los actores privados. Por ejemplo, un estudio encontró que los tiempos de nacionalización de la carga importada son excesivamente más altos cuando no se efectúa la declaración anticipada y el mayor retraso es generado por los agentes de aduanas.

Recomendaciones